Fundador Naturhaus® dictó charla en conferencia internacional



mayo 11, 2021

El evento se realizó el 11.05.2021 y fue organizado por “Latinoamérica por la Tecnología Segura” y fue transmitido en vivo vía YouTube y se puede visualizar aquí.

En su exposición Dr. Gerhard Fuders expuso sobre mediciones de contaminación electromagnética (“electro polución”) que ha realizado de la emisión de radiofrecuencias diferentes artefactos que usamos diariamente y estrategias soluciones prácticas de cómo protegerse de la contaminación electromagnética.

Su exposición se integró de 4 partes. En la primera parte se resumió la vasta evidencia científica que hoy en día existe y que comprueba los efectos dañinos de los campos electromagnéticos, especialmente aquellos de alta frecuencias y más especialmente las pulsadas como se generan los celulares, las antenas de celulares, los teléfonos inalámbricos modernos (estándar DECT), wifi, bluetooth, radiotransmisión, radar, aplicaciones militares.

La segunda parte el Gerhard Felix enseñó al público su filosofía sobre la existencia de las enfermedades: todas las enfermedades Muchas (o quizá todas) las enfermedades crónica-degenerativas se producen por intoxicación si se define intoxicación como una desviación de la naturaleza. La electro polución son ondas electromagnéticas muy innaturales y en consecuencia muy tóxicas.

En la tercera parte el fundador de Naturhaus® nos mostró resultados ejemplares de la contaminación a que estamos expuestos hoy en día, primero en la casa y luego de la electro polución que llega desde afuera.

En la cuarta parte Gerhard Felix dio recomendaciones a cómo disminuir la exposición a y protegerse contra las “malas ondas”.

Concluyó la charla con un “Outlook”, una mirada al futuro y dio unas ideas cómo se podría cambiar la tecnología de tal forma que no sea tan nociva: 1. Las ondas podrían volverse análogas, no pulsadas. Además, si estamos en la casa se podría usar una tecnología que funciona con luz normal, es decir con ampolletas que se apagan y prenden a una frecuencia tan alta que el ojo no lo notaría, pero se podría transmitir información. Afuera de casa donde no hay ampolletas pueden usar radiofrecuencias, pero imponer por ley que la distancia mínima desde una torre de antena y la casa más cercana es de mínimo 1 km. A esa distancia los celulares aún funcionan muy bien mientras la contaminación se baja a 15.000 a 1 µW/m2.